lunes, agosto 20, 2007

El trasgo y el cosmonauta - canción 4: Nocturnata

La letra de esta canción remite a las primeras lecturas que hice de los simbolistas franceses (Baudelaire, Verlaine, etc.), y su melodía a la milonga urbana que dos grandes de la música uruguaya como Gastón Dino Ciarlo y Eduardo Darnauchans desarrollaron insuperablemente. Pienso que el resultado derivó en una especie de folk gótico, una milonga burtoniana que atraviesa el recuerdo en blanco y negro de una ciudad de frontera. También hay otro detalle: Nocturnata fue compuesta a partir de los quince años. Recuerdo que a esa edad yo usaba una boina lombarda, una bufanda negra casi suelta, una muy raída campera de jean, y un par de lentes lennon. Tal vez ya se vislumbraba ese costado melancólico que no siempre ha sido bienvenido. Lo que sí puedo decir es que por esa época me convertí en ese perseguido(r) inconsecuente de mujeres piradas -o pirómanas- y con la cabeza en permanente estado de alteración por los hongos de las vacas. En fin…



Se han sumergido los fantasmas del encuentro
y el aguacero que no para de llorar
encima de los pinos cuajados de sueños
…posiblemente alguien me vendrá a buscar.


Mis versos tienen hechizo de lunería
(es una escarcha de desierto en alta mar),
y el alfabeto de mi corazón arcángel
lleva una sola letra de viento y de sal.
Sea más que una flauta de tormenta el cielo,
sus pentagramas con espuma de cristal,
y así abrir todos mis ojos transparentes
en plena angustia sin dar más que una señal.


Cuando me marche rumbo a un abismo pulsado,
cuando el infierno sea una memoria atrás
dibujaré el fuerte desgarro de los bosques,
sus tumbas con nomenclatura de coral,
la permanencia de la piedra y la palabra,
la piel nocturna del vacío terrenal.
Se han sumergido los fantasmas del encuentro
…posiblemente alguien me vendrá a buscar.

3 comentarios:

Márcio d'Oliveira dijo...

Oh là là! Tienes acá unos versos originales sobre un tema degastado.
Dale! Muy bien.

Márcio d'Oliveira dijo...

Ah! Y musicalmente me haces pensar en Silvio Rodriguez, cantante cubano que posiblemente conoces. Tu timbre no es muy distindo del suyo.

Paula Einöder dijo...

perseguido o perseguidor?? jeje, interesante!beso